Tesis para dos

 

Sergio J. Castro Becerra*, This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Mundo Digital
 
 
En los últimos años las noticias han comunicado fraudes académicos que han tenido repercusiones laborales de alto impacto para quienes cometieron el fraude. Hace poco el director ejecutivo de Yahoo, Scott Thompson, fue despedido escandalosamente cuando se descubrió que había mentido en el grado académico que ostentaba. Dijo que tenía una licenciatura en Ciencias Computacionales y no era cierto. Es muy probable que su carrera haya sido dañada de manera permanente por esa mentira. En México en tiempos de Ernesto Zedillo el director de CONACYT, Fausto Alzati, fue removido de su cargo por mentir acerca de sus estudios de postgrado ya que nunca defendió  su tesis doctoral pero se ostentaba como doctor. Posteriormente corrigió el error. 
 
 
Fraude de otra índole es el plagio de tesis. La Ministra de Educación de Alemania, Annete Schavan, renunció al cargo en febrero de este año al descubrirse que plagió su tesis doctoral. Posteriormente su universidad, con todo derecho, le retiró el grado de doctor que le había otorgado. El año pasado El presidente de Hungría, Pal Schmitt, también renunció a consecuencia del escándalo por el plagio de su tesis doctoral. Y casos hay muchos, basta con introducir “plagio de tesis” en Google y aparecerán situaciones similares en España, Perú y otros países. En 1993, cuando realizaba mi servicio social en el CICESE, (Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada), un técnico candidato a Doctor me comentó que era muy común en todo el país el robarse tesis de otros países, principalmente de España, y presentarlas como propias. En YouTube se encuentra un documental de televisa que data del 2007 que trata sobre el plagio de tesis en todos los grados académicos. La liga esta abajo junto con todas las fuentes. 
 
 
Nunca pensé que a mí me sucedería, nunca pensé que a mí me plagiarían mi trabajo de titulación. Egresé en diciembre de 1993 y me titulé en Julio de 1998. El trabajo de titulación que presenté en 1998 se titula “Tendencias De Integración De Las Redes De Servicios de Telefonía Y Datos”. Es un caso práctico, me titulé bajo la modalidad de Experiencia y/o Practica Profesional presentando una tesina con un caso práctico de mi ejercicio profesional como era requerido. 
 
 
A principios de este año me enteré que mi trabajo de titulación para obtener el grado de licenciado en ciencias computacionales en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) fue plagiado en el año 2000 en una tesis de maestría presentada en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). Gracias a la casualidad y a que la UANL está haciendo un esfuerzo grande y aplaudible el cual es publicar en línea los trabajos de titulación de sus egresados es que me enteré del plagio. 
 
 
El sentimiento de saberse plagiado es diferente a todo sentimiento sentido a la fecha, no es coraje, es algo diferente. La sensación de saberse robado en el trabajo y esfuerzo es una molestia mental que no se va. Me incomoda el saber que todas las desveladas y el tiempo que le resté a mi familia para lograr tan importante meta alguien más le sacó provecho. Me Incomoda ver mi trabajo bajo otro nombre y con el sello de otra universidad. El plagiador me robó un poco más del 50% de mi trabajo de titulación, y en su tesis mi trabajo representa alrededor del 40% del contenido total del suyo. La idea general también es mía, consiste en un estudio sobre los gastos en telecomunicaciones antes y después de introducir tecnologías que integran los servicios corporativos de telefonía y datos. Esta persona hasta la bibliografía me plagió. 
 
Después de pensarlo con detenimiento decidí comunicarme con mi universidad. Pienso que lo más correcto es que sea la UABC quien comuniqué el plagio a la UANL. Los mandos medios atendieron con rapidez y con mucho interés mi caso, hasta me recibieron en el despacho de un abogado universitario. Pero los mandos superiores, quienes, en mi opinión, deben de comunicarse con sus homólogos de la UANL, han mostrado total desinterés. Es lamentable. Yo prefiero que sea la UABC quien lleve el caso ya que ellos tienen acceso a mi trabajo el cual se encuentra en la biblioteca central de la Unidad Ensenada. Pero aún sin la ayuda de la UABC creo que también debo comunicar el plagio. Al no recibir respuesta de la UABC opté por comunicarme de manera directa con la UANL.  Hasta ahora por lo menos me han comunicado que están investigando.
 
Para probar el plagio pienso involucrar a un perito para que de fe de manera oficial. La tesis del plagiador está en línea en un sitio oficial de la UANL y yo puedo retirar mi trabajo de la biblioteca para que el perito los compare. Pero espero que ello no sea necesario, le he pedido a la UANL que de manera directa le pregunte al plagiador si acepta que plagió mi trabajo. Tengo la esperanza de que el plagiador tenga vergüenza y lo acepte, junto con las consecuencias que la UANL decida. 
 
 
Desde mi punto de vista el plagiador no se merece el título que logró con mi trabajo. Pero esa decisión no me corresponde a mí sino a su Universidad. Lo que busco es una disculpa por escrito, tanto del plagiador como de la UANL. ¿Por qué de la UANL? El plagiador contó con un asesor de tesis y varios co-asesores, quienes aún laboran en la UANL. Debido a que mi trabajo fue copiado y pegado deja ver que no le hicieron recomendación alguna. La parte plagiada está intacta. También busco créditos oficiales como co-autor de la tesis. 
 
Después de investigar más descubrí que otro egresado de postgrado de la UANL plagió una parte de mi trabajo, y que presenta la misma bibliografía que el primer plagiador, y que por cierto es mi bibliografía. Lo interesante es que ambos plagiadores cuentan con el mismo asesor y tienen un co-asesor en común. La bibliografía que presentan no corresponde a su “trabajo de investigación” ya que dentro del texto no hacer referencia a los autores que listan en la bibliografía. Ello demuestra mala calidad en la revisión de la tesis y desde mi punto de vista complicidad.
 
 
No hay duda que me impactó el plagio a mi trabajo, inmediatamente decidí escribir un artículo titulado copiar y pegar en la columna “Mundo Digital” del diario “El Vigía” (15/01/2013) de Ensenada  en el cual menciono una herramienta que permite hoy día descubrir plagios. Abajo la liga a mi escrito y ligas a todos los casos que menciono arriba. También recomiendo la película “The Words”, habla de un escritor que publicó el trabajo inédito de otro autor. 
 
 
Fuentes: 
 
 
http://www.thedailybeast.com/articles/2012/05/13/farewell-yahoo-ceo-scott-thompson-ousted-for-a-resume-lie.html
http://elcuadrodedeshonor.blogspot.com/2009/01/caso-de-estudio-se-dice-doctor-pero-no.html
http://elcomercio.pe/actualidad/1534731/noticia-ministra-educacion-alemana-que-plagio-su-tesis-renuncio-al-cargo
http://www.eluniversal.com/internacional/120403/por-plagiar-su-tesis-doctoral-renuncia-el-presidente-hungaro
http://www.youtube.com/watch?v=5eS3UUO8zIs
http://www.thewordsmovie.com/
 
*El autor se desempeña como Consultor de Soluciones Sénior en Trendnet. Reside en Torrance,
California, EU. Puede ser contactado en This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Hits: 1388