Un vistazo a los estándares (ODF una alternativa para las aplicaciones de oficina)

ODF una alternativa para las aplicaciones de oficina
Por Evelio Martínez Martínez
Publicado en la Revista RED en la edición de Febrero'07

Introducción
ODF estándares Open Document Office Los estándares han jugado un papel importante en nuestra vida diaria, nos ayudan a olvidarnos de las marcas y modelos y sólo nos concentramos en su utilidad. Hablando de documentos, en la actualidad existen varios formatos, algunos propietarios otros abiertos. Dentro de los más conocidos se encuentran el formato Word (.doc) de Microsoft y el PDF de Adobe. Aunque estos formatos son muy utilizados son propietarios. Obviamente que para utilizar estos formatos debes de apegarte a las respectivas licencias y sus ilimitadas restricciones. La otra alternativa son los estándares abiertos de documentos, los cuales pueden ser un factor de impacto en la reducción de la brecha digital ante el río caudaloso de estándares propietarios de formatos de documentos.

En este artículo nos enfocaremos a explicar la importancia de los estándares abiertos y en particular de un nuevo formato abierto conocido como ODF (Open Document Format), formato abierto de documentos.

Qué son los estándares
La ISO (International Organization for Standarization), una organización internacional emisora de estándares, los define de la siguiente manera: "Los estándares son acuerdos documentados que contienen especificaciones técnicas u otros criterios precisos para ser usados consistentemente como reglas, guías o definiciones de características para asegurar que los materiales, productos, procesos y servicios cumplan con su propósito". Es decir los estándares son documentos en papel o en formato electrónico (pdf, Word, rtf, texto plano, etc.) que definen organizaciones o entidades dentro de una cierta área de la tecnología. Los objetos de acuerdo son entonces: materiales, productos, procesos o servicios.

Un estándar mundial o internacional es usado en casos donde el reconocimiento ha sido otorgado por una o más de una organización oficial de estándares.

Los estándares pueden clasificarse en dos tipos:


Los estándares de facto son aquellos que han sido creados por las fuerzas del mercado surgidos por la aceptación plena de los usuarios finales del objeto de acuerdo. Este tipo de estándares son introducidos por compañías o consorcios de fabricantes que desean que su tecnología o producto llegue lo más rápido al mercado. Los estándares de jure son aquellos que han sido definidos por las organizaciones oficiales de estándares. Un estándar de facto se convierte en de jure cuando ha sido adoptado por un organismo internacional de estándares.

Estándares abiertos y los propietarios
Recientemente han llamado mucho la atención otro tipo de clasificación de estándares: los estándares abiertos y los estándares propietarios o cerrados. Los estándares abiertos y propietarios pueden ser de facto, pero sólo los estándares abiertos son oficializados (de jure).

Un estándar propietario es caracterizado por el hecho de que la propiedad intelectual pertenece a alguien quien pone o puede poner restricciones a los usuarios y obviamente tendrá un costo por utilizarlo. Si, hablamos de software, tenemos el ejemplo del software propietario, que es aquel que la compañía que lo produce restringe la entrega del código fuente al usuario que lo adquiere. Por lo que no podrá hacer modificaciones al mismo.

Un estándar abierto, por el contrario, es aquel que puede ser accesible a todo público sin cargo alguno. Es decir, no hay discriminación entre quienes van a utilizarlo y no hay pago alguno u otras consideraciones para utilizar el estándar. Mucho del software libre está regido, por ejemplo, por licencias del tipo GPL (General Public License), la cuales heredan ciertas restricciones con respecto a la distribución, copias y entrega del código fuente a los usuarios que lo utilizan. La propiedad intelectual de un estándar abierto no pertenece a alguien en específico, podrás distribuirlo, copiarlo, modificar el código fuente, etc. apegandote a los términos de la licencia. Y lo podrás utilizar sin cargos de conciencia sin pagarle a nadie por regalías o cualquier otro costo.

Hablando de documentos
Todos los que hemos estado frente a una computadora nos hemos enfrentado a los formatos de documentos de alguna manera. Muchos de esos formatos de documentos son propietarios, por ejemplo el Ms-Word, pdf, Excel, etc. Pero para usar esos formatos tenemos que adquirir el software para editar esos documentos, este software puede costar en el mercado hasta $500 dólares. Para una persona que no tiene esa cantidad de dinero tiene que optar por utilizar el software libre para tener alternativas, afortunadamente existen paquetes como el OpenOffice, StarOffice y KOffice.

Recientemente en mayo de 2006 fue aprobado un estándar de documentos conocido como ODF (OpenDocument Format, formato abierto de documentos) orientado hacia aplicaciones de Oficina (tales como hojas de cálculo, documentos, gráficas, presentaciones, base de datos, imágenes, gráficas, fórmulas, etc.). Este formato fue propuesto por OASIS (Organization for the Advancement of Structured Information Standards, www.oasis-open.org) y aprobado como un estándar el 1 de mayo de 2005. El 3 de mayo de 2006 fue aprobado como un borrador (draft) del estándar ISO/IEC DIS 26300 de la organización ISO. Finalmente, el 30 de noviembre de 2006 fue aprobada la versión oficial del estándar quedando con el nombre de ISO/IEC 26300:2006. El formato ODF, también conocido como OpenDocument está basado en el esquema XML y fue desarrollado para ser un formato abierto, es decir accesible públicamente sin costo alguno al usuario final. OpenDocument es una alternativa a los formatos de documentos propietarios, evitando que las organizaciones o individuos que utilicen este formato abierto, dependan de un solo proveedor, permitiéndoles cambiar de entorno informático si el proveedor actual es expulsado del mercado o cambia su modelo de licencia.

En la actualidad, ODF cuenta con soporte de las últimas versiones de los paquetes OpenOffice, StarOffice, KOffice, Workplace de IBM y Google Docs & Spreadsheets, entre muchos otros. A pesar de que Open XML será el formato estándar de los paquetes Microsoft Office 2007. Actualmente MS-Office no soporta documentos ODF, aunque se pueden encontrar en la red (sourceforge.net) parches (plug-ins) para la conversión de documentos MS-Office a ODF y viceversa. Los fabricantes de software propietario tendrán que incorporar ODF para poder competir activamente en el mundo de aplicaciones de oficina.

Estructura general del formato ODF
Un archivo OpenDocument es un archivo comprimido que contiene varios archivos y directorios. Ofrece una clara separación entre el contenido, la disposición de éste en el documento y los metadatos.

Tabla 1. Estructura del ODF

Archivos XML
Otros archivos
Directorios
content.xml meta.xml
settings.xml
styles.xml
mimetype
layout-cache
META-INF/
Thumbnails/
Pictures/
Configurations2/

content.xml: es el archivo más importante, donde se almacena el contenido real del documento (excepto los datos binarios como las imágenes). El formato de base utilizado fue inspirado por el HTML. meta.xml: contiene los metadatos del documento. Por ejemplo, el autor, la identificación de la última persona que lo modificó, la fecha de última modificación, etc. settings.xml: Este archivo incluye propiedades como el factor de zoom o la posición del cursor que afectan a la apertura inicial del documento, pero no son contenido ni afectan a la disposición de éste en el documento. styles.xml: contiene los estilos para el formateo y disposición del contenido, de forma similar a las hojas de estilo (CSS) en html. La mayor parte de la información de estilo se almacena en este archivo (aunque hay parte que aparece en content.xml). Hay diferentes tipos de estilo, que incluyen los siguientes: estilos de párrafo, estilos de página, estilos de carácter, estilos de marco, estilos de lista. OpenDocument fue diseñado para que reutilizase los estándares XML abiertos existentes cuando éstos estuvieran disponibles y creó etiquetas nuevas sólo cuando no existía un estándar que ofreciera la funcionalidad necesaria. Así, OpenDocument utiliza Dublin Core de XML para los metadatos, MathML para las fórmulas matemáticas, SVG para los gráficos vectoriales, SMIL para los elementos multimedia, etc.

Las más comunes extensiones de archivo utilizadas por OpenDocument son:

  • .odt para documentos
  • .ods para hojas de cálculo
  • .odp para presentaciones
  • .odg para gráficos
  • .odf para formulas y ecuaciones matemáticas
  • Conclusiones Los estándares abiertos, como ODF, son una alternativa muy interesante para ser utilizada en las aplicaciones de oficina, pueden usarse libremente sin pagar regalías a nadie y están documentadas muy al detalle. Con la reciente aprobación del estándar ODF (ISO/IEC 26300:2006) se corrobora que los estándares abiertos favorecen la innovación tecnológica, la dependencia a tecnologías propietarias e incrementará la interoperabilidad entre sistemas y aplicaciones de una organización. Es importante decir que las compañías desarrolladoras de aplicaciones y formatos propietarios o se abren a este nuevo paradigma o se quedarán aisladas y fuera de la competencia del mercado informático.

    Referencias

    OASIS www.oasis-open.org
    ODF v1.0 http://docs.oasis-open.org/office/v1.0/
    OpenOffice www.openoffice.org
    StarOffice www.sun.com/software/star/staroffice/
    KOffice www.koffice.org

    El autor Evelio Martínez Martínez es docente-investigador de la carrera de ciencias computacionales de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Baja California. Se le puede contactar en evelio(at)eveliux.com.



    Hits: 9272