Ficción Aplicada: la Piel del Oso - 2da. parte

A todos nos gusta tener la razón, y como vimos en el anterior artículo, construimos axiomas y los conectamos entre ellos para llegar a la conclusión de que “tenemos la razón”. Últimamente se ha puesto de moda que parte de la Inteligencia Emocional consiste en tomar una postura humilde, y reconocer que no siempre tenemos la razón, al fin y al cabo “en la ignorancia está la felicidad”, y “¿qué prefieres: ser feliz o tener la razón?”.

pieloso012jpgEn un contexto puede ser muy útil tomar esta postura, pero en un contexto científico es indispensable que podamos demostrar que tenemos razón en nuestras afirmaciones, dado que tenemos la evidencia y lo podemos demostrar. Si no tenemos esas evidencias, lo que tenemos es una teoría o un postulado. ¿Podemos hacer cualquier afirmación y decir que tenemos una teoría o postulado? Por ejemplo: así como existe la teoría de la evolución de las especies, podemos tener una teoría alterna de un diseño inteligente de las especies hecho por un ser superior; y enseñar ambas en las escuelas y dejar que sean los propios estudiantes que decidan cual es válida. Al final y al cabo: ambas son teorías.

Aquí tenemos que hacer una pequeña aclaración sobre lo que es teoría en ciencia. En ciencias, una teoría es un conjunto de ideas que cumplen estas tres condiciones:

· Nos pone en frente una explicación completa de las cosas que observamos en la naturaleza.
· Proporcionan una fuerte evidencia de esa explicación.
· Ofrecen formas de hacer predicciones sobre el aspecto del fenómeno que se explica, y que lo podemos probar con nuevas observaciones

Y en el caso de la teoría del diseño inteligente, pues no se cumplen ninguna de esas tres condiciones; y es donde entramos en el peligroso terreno de las pseudociencia.

Pero pensemos que para la construcción de nuestro edificio tenemos bloques sólidos, y tenemos una serie de proposiciones que podemos calificar de verdaderas o falsas. ¿Cómo operamos con ella en nuestro lenguaje cotidiano?

La operación básica que hacemos con las proposiciones es la Negación, y es que es lo más fácil. Si alguien hace alguna afirmación A, y ese alguien está mintiendo, negar A es decir la verdad. Pero si A es verdadero… ¿cómo será su negación?

Para los siguientes operadores, usemos el ejemplo de Susanita, la amiga de Mafalda. Cuando le preguntaron cómo sería el chico con el que ella se casaría, y ella contesto: “Guapo y Rico”. De todo el conjunto de posibles pretendientes que podían acceder a ser la pareja de Susanita, solo aquellos que tuvieran las dos condiciones, es decir la Conjunción de dos postulados.

Pero cuando Susanita creció, se dio cuenta que ninguno de sus pretendientes tenían las dos condiciones, había algunas que eran ricos y otros que eran guapos, pero no había ninguno que tuviera los dos. Así que ella tuvo la Disyunción entre un chico rico o un chico pobre.

Al final llegaron dos candidatos Manolito (con mucho dinero) y Felipe (guapo y soñador). Susanita se equivocó y pensó que la disyunción era la posibilidad de escoger a los dos, pero sus padres le aclararon que eso era otra forma de operar con la palabra “o”; y es un “O exclusivo o excluyente”, o uno o el otro; pero nunca los dos.

Dejemos a Susanita por un rato, y veamos otro ejemplo con Miguelito, otro de los amigos de Mafalda. Sus padres le prometen llevarlo al cine si aprueba un examen de matemáticas, aquí tenemos una Implicación, si Miguelito está en el cine es porque aprobó el examen, un hecho desencadena el otro. Pero también ocurre que el padre es un poco blando, entiende que Miguelito estudio mucho y que llegó al examen muy estresado, y que al final reprobó por unos cuantos puntos… en fin, que al final los padres, a pesar de la oposición de la madre, deciden llevarlo al cine por el esfuerzo. En este caso donde el antecedente es falso (aprobar el examen) y el consecuente es verdadero (ir al cine) también hace que la implicación sea verdadera.

Pero también una Doble Implicación, una donde la madre de Miguelito se pone más estricta y no da opción a Miguelito. Sus amigos entienden que si la única forma de que Miguelito los acompañe al cine es aprobando el examen, solo si lo aprueba lo podrán ver en el cine, de la otra forma es imposible.
Con estos ejemplos, usando los personajes de una famosa serie de caricaturas, y situaciones que cualquiera de nosotros pudo haber vivido de niño, nos hemos topado con los 6 operadores básico que nos sirven para concatenar postulados, y de acuerdo a la forma en que los concatenamos y los valores lógicos de cada postulado obtendremos uno de estos resultados: verdadero o falso. Que lo podríamos trasladar a circuitos eléctricos: encendido o apagado, o a números binarios: 1 o 0.

Tan fácil que una máquina lo podría hacer ¿o no? Lo dejamos para meditar
Y para los que quieran ahondar en la definición de teoría científica, un video que lo explica muy bien (en inglés):
https://www.youtube.com/watch?v=1uzsuCFUQ68

Y para los que les gustan las matemáticas, y quieran divertirse un rato, un video que explica la diferencia entre postulado y teorema:

https://www.youtube.com/watch?v=jej8qlzlAGw

Y para los que quieran abundar más sobre las aventuras de Mafalda sus amigos, su página oficial:
http://www.quino.com.ar/mafalda/

0-0-0

Sergio Montes*, This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  
MUNDO DIGITAL

*El autor es matemático. Reside en Madrid, España.

 

Hits: 883

Licencia

Creative Commons License El contenido de la web está bajo licencia Creative Commons. Eres libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra. No puedes utilizar esta obra para fines comerciales. Si alteras, transformas o creas una obra a partir de esta obra, solo podrás distribuir la obra resultante bajo una licencia igual a ésta. Debes reconocer la autoría de la obra en los términos especificados por el propio autor o licenciante mediante un enlace a este Sitio. 

<a href="http://www.eveliux.com/mx/"> Eveliux.com </a>