Propiedad intelectual y derechos de autor

Con la Revolución Industrial, las sociedades modernas pasan a considerar las ideas que tienen aplicaciones prácticas como semillas de riqueza futura, por lo que se establecen grandes sistemas legales de patentes y de defensa de la llamada Propiedad Intelectual. Los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial siguen el sendero marcado por la Propiedad Intelectual y se logra una mayoría social a favor de considerar estos derechos como instrumentos de progreso.

A lo largo de más de siglo y medio, estos conceptos y sus sistemas legales de protección han ido adaptándose al desarrollo de las tecnologías, pero el statu quo ha sufrido una conmoción con el surgimiento de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y su máxima representación: Internet.

propint02

Las dos caras de la moneda: tradición y progreso
Como en muchos otros momentos de la historia, la aparición de una nueva tecnología compromete los usos establecidos en determinados mercados. Los bandos se reparten siempre de la misma manera:

-- Los que consideran que han de mantenerse lo máximo posible los modelos previos a la aparición de la tecnología causante del conflicto, si acaso con leves adaptaciones inevitables.

-- Los que opinan que la aparición de la nueva tecnología invalida el modelo previo a ella y que todo el mercado afectado debe ser pensado de nuevo y rediseñarse casi desde cero.

Uno de los grupos es más reticente al cambio y el otro lo ensalza como su lema. Esto genera un profundo debate sobre cómo resguardar los Derechos de Autor y la Propiedad Intelectual en el momento presente, pues en lo que ambos coinciden es en que las TIC han modificado la percepción que la sociedad actual tiene de los derechos de Propiedad Intelectual.


propint01Derechos de Propiedad Intelectual en la era de Internet
La propiedad intelectual difiere de la material en que el uso de una idea no es excluyente como sí lo es el uso de una cosa. Si yo uso un coche, impido que otro pueda usarlo al mismo tiempo que yo. Pero si uso un modo de encriptar algorítmicamente una contraseña, no impido que otro pueda encriptar otra contraseña o cualquier texto usando el mismo código.

Para asimilar la propiedad intelectual a la material y facilitar así su gestión, las legislaciones de muchos países inventaron el sistema de patentes, donde podía registrarse una determinada idea y su plasmación material, procurando así una reserva de exclusión en el uso durante un determinado plazo.

Según muchos analistas, esta figura motivó a muchos inventores a espolear su ingenio con la promesa de la riqueza futura que podrían conseguir al idear un invento cuya explotación les perteneciera de modo exclusivo. Estos mismos analistas afirman que la infracción sistemática de la propiedad intelectual desmotiva a las personas ingeniosas al no ver la posibilidad de explotar con exclusividad sus ideas, lo que resulta en una menor investigación y en un freno al desarrollo.

La complejidad de la economía y la tecnología actual hace necesaria la contribución de muchas mentes brillantes en un régimen de cooperación para poder avanzar en muchos de los campos de investigación. Pero esta situación también complica la determinación del origen, titularidad y explotación de la propiedad intelectual o industrial.

La posibilidad de acceder a un caudal casi infinito de contenidos gracias a Internet ha tenido una descomunal repercusión en el ámbito de los contenidos artísticos y de entretenimiento. Por este motivo las sociedades gestoras de los Derechos de Autor han sido las más combativas a la hora de exigir legislaciones restrictivas para la distribución de contenidos en Internet.


¿Qué se ha hecho para proteger la Propiedad Intelectual?
Las soluciones que se han propuesto hasta la fecha no son especialmente novedosas y se ha demostrado que tampoco son efectivas. Los Derechos de Autor y la Propiedad Intelectual son cuestiones que, sobre todo en el caso de la segunda, son difíciles de delimitar, más aún en la época en la que la utilización de la Nube comienza a masificarse.

Hace unos años la Unión Europea aprobó seguir cobrando un canon en concepto de Derechos de Autor a los compradores de software o dispositivos que lo integren, como ordenadores portátiles, de sobremesa, teléfonos móviles o cualesquiera otros que puedan conectarse a la Nube. Esto supone considerar a los compradores culpables de infringir Derechos de Autor antes de que puedan usar los dispositivos que adquieren.

Legislaciones similares existen en países como Francia y España. Estados Unidos, siguiendo las presiones del poderoso sector de la industria de entretenimiento, tiene una lista negra de países “hostiles” a los Derechos de Autor, según sea la legislación de cada país. España, por ejemplo, no ha salido de esta lista negra hasta hace dos años.

propint03¿Es la Nube una amenaza para los Derechos de Propiedad Intelectual?
El cloud-computing supone un nuevo escalón en la penetración de las TIC en nuestras vidas. En vez de guardar datos en dispositivos que corren el riesgo de perderse, estropearse o borrar los datos que contengan, los mantenemos en servidores interconectados a los que podemos acceder desde casi cualquier lugar a través de múltiples dispositivos. ¿Hace esto más vulnerable la seguridad de nuestros datos?

Para algunos, la Nube tiene que mejorar sus medidas de seguridad y para otros, son los usuarios quienes tienen que asumir la nueva situación y adoptar de manera rutinaria medidas de prevención para que sus datos no sean vulnerables a los ladrones o hackers.

En todo caso, la Nube facilita la interconexión de muchos procesos de trabajo, de muchas mentes que colaboran en ellos y de la posibilidad de extender el conocimiento hasta unos límites que solo se atrevieron a soñar algunos escritores de ciencia-ficción.


Conclusión
Aunque el debate sobre la protección de la Propiedad Intelectual no es nuevo, sigue siendo de máxima actualidad. Las nuevas tecnologías en muchos casos se perciben como motores de un cambio tan veloz, que dificulta a otros mecanismos más estáticos, como los organismos legisladores, ir al mismo ritmo y proveer de un marco legal que permita proteger los Derechos de Autor y la Propiedad Intelectual en un medio donde es difícil poner barreras al acceso a la información. El open source puede alcanzar todo su potencial gracias a la Nube, pero la intervención difusa de miles de personas en procesos complejos puede hacer que la determinación de la Propiedad Intelectual sea una auténtica pesadilla para los abogados especialistas en estos temas.

0-0-0

Por Andres Felipe García
@Andyfgarcia08


El autor, Andrés García, en un Periodista online localizado en Barranquilla, Colombia. También puedes conocer un poco más de sus trabajos en http://www.numerotelefonico.com.mx usualmente tratan sobre Tecnologías, Telecomunicaciones y Negocios Internacionales. Lo puedes seguir en Twitter @Andyfgarcia08

 

Hits: 593

Licencia

Creative Commons License El contenido de la web está bajo licencia Creative Commons. Eres libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra. No puedes utilizar esta obra para fines comerciales. Si alteras, transformas o creas una obra a partir de esta obra, solo podrás distribuir la obra resultante bajo una licencia igual a ésta. Debes reconocer la autoría de la obra en los términos especificados por el propio autor o licenciante mediante un enlace a este Sitio. 

<a href="http://www.eveliux.com/mx/"> Eveliux.com </a>